Breve reseña de la imágenes del Cristo de la Humildad

La primitiva Imagen del Santísimo Cristo de la Humildad, la adquiere la Cofradía del mismo nombre como Imagen Titular, en el momento de su fundación allá por el año 1.913. De la procedencia y del autor de esta Sagrada Imagen, poco o nada se sabe. Tradicionalmente se ha dicho siempre, que era de autor desconocido y que se veneraba en la antigua iglesia de San Millán; otros investigadores la colocan en la iglesia de San Pablo en el momento de la fundación de la Cofradía. La Imagen procesiona desde el año 1.914 en un trono de plata meneses, hasta que fuera destruida en los años de la guerra civil española (1.936-1.939).

Hagamos una pequeña síntesis de lo que pudo ser la verdadera historia de esta Imagen del Santísimo Cristo de la Humildad. El día 4 de enero de 1.882, son aprobados por el Obispo de Jaén unos estatutos de la “Hermandad de Nuestro Redentor y Salvador Jesús bajo sus admirables títulos de la Humildad, Veracruz y Expiración.” Esta hermandad tendría su sede canónica en la Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari. Se crea como hermandad benéfica de agricultores. Estos estatutos los vertebran 36 artículos y son firmados el día 18 de noviembre de 1.881, por los fundadores de la Cofradía. Según el artículo vigésimo quinto, la hermandad se compromete a sacar con toda solemnidad desde la Iglesia de San Nicolás, en el día de Jueves Santo, la procesión del Santísimo Cristo de la Humildad y el Viernes Santo de la iglesia de la Santísima Trinidad, la del Santísimo Cristo de la Expiración; ambas por la tarde según se viene haciendo en los años anteriores, acompañados todos los hermanos con luces. Se celebraba fiesta solemne, el primer día de enero en la Iglesia de San Nicolás en honor del Santísimo Cristo de la Humildad.

D. Miguel Ruiz Prieto en su historia de Úbeda, y más concretamente donde describe la Iglesia Parroquial de San Nicolás, extraemos el siguiente texto:

“…Al lado está cerrada la nave y hay una pequeña puerta de paso a la Sacristía, y colateral un altar cuyo retablo es el centro mutilado del magnífico que hemos dicho se quitó de la Capilla mayor. En él se venera al Señor de la Humildad, cuyo título lleva. … La Imagen del Señor de la Humildad, sin ser de mucho mérito artístico, impone respetuosa veneración; estuvo siempre colocada en la Capilla referida anteriormente, con la Virgen de los Dolores.” El mismo Ruiz Prieto en su descripción de la Iglesia de San Millán, dice:

"…En 1.604 se hizo mucha obra en la iglesia y Capilla mayor, consta había cerca de ésta, una Capilla con el título de Nuestro Señor de la Humildad, propia de Diego Ruiz D. Tello, canónigo de la Colegial; estaba muy necesitada de reparos y D. Tello renunció su derechos a ella. La imagen de Nuestro Señor, era un crucifijo, que si no es el conocido hoy por el Señor de la Buena Muerte, no sabemos dónde fue a parar.”

Y si la primitiva Imagen que tuviera la actual cofradía del Santísimo Cristo de la Humildad, no procediese de San Millán como tradicionalmente se ha dicho, sino que se venerara en San Nicolás, donde tenía su sede canónica la cofradía antes descrita con el titulo de Humildad, Veracruz y Expiración. Se puede pensar, que si esta Imagen era la que se veneraba en San Nicolás bajo la advocación de Nuestro Señor de la Humildad, con toda posibilidad hubiera de haber procesionado en años anteriores a la fundación de la actual cofradía del mismo nombre.

La segunda Imagen que se venera como Titular de la cofradía, procede de una donación de Doña Patrocinio Sabater de Rivas, madre del que fuera presidente de la cofradía D. Natalio Rivas Sabater. La idea era la de reorganizar la cofradía para que se pudiera procesionar lo antes posible. Este nuevo Cristo salió de la gubia del escultor D. Juan Cristóbal y llegó a Úbeda en la Semana Santa del año 1.950 y según me cuentan algunos testigos, estuvo expuesta en el palacio Vela de los Cobos para que el pueblo la contemplara. La Sagrada Imagen se bendice el día 23 de abril de aquel año, en la Iglesia parroquial de San Pablo, y procesiona en los años 1.951, 1.952 y 1.953, bajo palio, en un trono de D. Francisco Palma Burgos de madera dorada. Este Ecce Homo no levantó mucho fervor en el pueblo fiel e incluso fue objeto de alguna irreverencia que otra. La Imagen por desgracia ha acabado en un trastero, en un lamentable estado de conservación. No fue fruto de devoción, pero si es historia de esta Real Cofradía y la historia es patrimonio de todos.

La tercera Imagen del Santísimo Cristo de la Humildad llega a Úbeda el día 8 de abril de 1.954. La gubia que esta vez realiza la nueva Imagen, es de D. Amadeo Ruiz Olmos, que con gran acierto plasma en madera de ciprés un bellísimo Cristo. La talla es de aproximadamente 180 centímetros y representa un Ecce Homo en posición erguida, maniatado por delante y coronado de espinas. De suaves rasgos en general, destaca el rostro donde se puede observar un gesto humilde y de perdón. La nueva Imagen es adquirida por la Cofradía siendo su presidente D. Roque Rojas Salas, y fue elegida de algunas muestras que el escultor trajo en una de las entrevistas que tuvo con la Junta Directiva de aquellos momentos. Procesiona por primera vez en la tarde del Jueves Santo del año 1.954, manteniendo el mismo trono de Palma Burgos en el que procesionara la anterior Imagen sustituida. En el año 1.988, la Sagrada Imagen fue restaurada con poco acierto y sufrió otra intervención de urgencia en el año 1.999. Como curiosidad decir que la firma del autor de esta preciosa Imagen, se encuentra en el interior de la misma a la altura del paladar; se puede observar no con poca dificultad mirando a través de la dentadura. Otro apunte es, que estas tres Imágenes han procesionando bajo palio, y que gracias al esfuerzo de la familia Sabater, se ha conservado a través de los tiempos un rico manto de terciopelo rojo bordado en oro, que han lucido las tres Sagradas Imágenes.

Actualmente el Titular de la Cofradía se venera en la Iglesia Parroquial de San Pablo, en la capilla de San Antonio o de los Sandovales. Se dedica en su honor una Fiesta Principal que coincide con el primer Domingo de Cuaresma, y procesiona en la tarde del Jueves Santo desde la Iglesia Parroquial de San Pablo, recorriendo las principales calles de la monumental ciudad de Úbeda.

No hay comentarios: