No matarás

Realmente el camino hacia la salvación está lleno de baches y muchos de ellos bastantes profundos. Nadar y guardar la ropa, a veces no se sostiene y más cuando somos así de reservados a la hora de manifestarse en contra o a favor de algo importante. El qué dirán coarta a la mayoría, ya que nuestra opinión en según qué círculos nos puede traer calentamientos de cabeza. La rotundidad en nuestras afirmaciones no siempre suele ser apropiada, y entonces sale a la palestra el listo de turno demandando mano izquierda, no vaya a ser que…

Una sociedad de progreso está basada en las libertades. La libertad está reglada por normas a veces tan injustas que nunca se sabe dónde empieza o dónde acaban los derechos. Nuestra sociedad, o sea la sociedad que queremos para nosotros dicta mucho de la sociedad que queremos para los demás. Nuestra libertad, o sea la libertad que queremos para nosotros dicta mucho de la libertad que queremos para los demás. Nuestro egoísmo es el que nos marca la vida, nuestros actos siempre están encauzados para mayor gloria de nuestro ser. Y a veces decidimos por otros cuando realmente vemos peligrar nuestra comodidad y nuestro estatus.

El que les cuenta todo este rollo tiene ahora 44 años. O sea, hace más de 44 años que vi la luz de este mundo, pero en realidad, no sé qué día de marzo del año 1964 mis padres decidieron o no, que yo debería de llenar sus vidas. Me puedo hacer la pregunta del millón ¿Cuándo empecé a vivir realmente? ¿Cuándo empecé a luchar? ¿Si mis padres hubiesen decidido interrumpir mi vida antes de nacer?…

Ya sé que esto es pura demagogia, pero callar ante el crimen institucionalizado que es el aborto o sin más, echar la vista hacia otro lado porque es políticamente correcto, va más allá de la hipocresía y más aún cuando queremos hacer creer a nuestros conciudadanos que somos cristianos, católicos y encima practicantes.

Ya sé que la ley está ahí para que se acoja el que quiera. ¿Pero quién se debe de acoger, la víctima o el ejecutor? ¿Cómo se puede llamar ley a algo que permite la extinción de la vida?

Perdón, perdón… pero es que se me ha ido un poco la pinza. No quería decir aborto… ¡que va, que va! No me acordaba que ahora se llama interrupción voluntaria del embarazo. ¡Ah! Y que no se olvide; antes cuando los otros, se practicaron muchos abortos. Perdón, interrupciones voluntarias del embarazo.

NO AL ABORTO.
SÍ A LA VIDA.
SÍ A LA PROTECCIÓN DEL MENOR.

No hay comentarios: